El cáncer cervicouterino es un tipo frecuente de cáncer en mujeres, y consiste en una enfermedad en la cual se encuentran células cancerosas (malignas) en los tejidos del cuello uterino.

El cáncer cervicouterino empieza creciendo lentamente. Antes de que aparezcan células cancerosas en el cuello uterino, los tejidos normales del cuello pasan por un proceso conocido como displasia, durante el cual empiezan a aparecer células anormales.

CANCER CUELLO

La infección del cuello uterino por el virus del papiloma humano (VPH) es la causa más común del cáncer. No obstante, no todas las mujeres con infección por el VPH padecerán de cáncer de cuello uterino. Las mujeres que generalmente no se someten a una prueba de Papanicolaou para detectar el VPH o células anormales en el cuello uterino tienen mayor riesgo de padecer de cáncer de cuello uterino.

Una citología con tinción de Papanicolaou generalmente encontrará estas células pre-malignas. Posteriormente, las células cancerosas comienzan a crecer y se diseminan con mayor profundidad en el cuello uterino y en las áreas circundantes.

Factores de riesgo

Según la Asociación Americana de Cáncer, los factores del riesgo del cáncer de cuello uterino son:

  • El número de parejas sexuales: entre más parejas, existe mayor riesgo.
  • El inicio temprano de la vida sexual.
  • El uso inadecuado e inconsistente del condón.
  • No practicarse la citología periódicamente.
  • El tabaquismo.
  • Las deficiencias en el sistema inmunológico.

Los síntomas

Generalmente no se presentan síntomas, pero se detecta desde etapas tempranas a través de la citología, otros síntomas pueden ser sangrado vaginal, flujo vaginal inusual, dolor pélvico y dolor durante las relaciones sexuales.

Ya que en general no hay síntomas asociados con cáncer cervicouterino, suelen ser necesarias una serie de pruebas para diagnosticarlo:

Diagnóstico del cáncer de cuello uterino

Se pueden utilizar los siguientes procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: El médico examina a la paciente para revisar el estado general de salud, incluso identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.
  • Examen pélvico: Consiste en examinar la vagina, cuello uterino, útero, trompas de Falopio, ovarios y recto. El procedimiento consiste en la introducción de un espéculo en la vagina permitiendo observar el cuello uterino para detectar signos de enfermedad. Habitualmente se lleva a cabo una prueba de Papanicolaou del cuello uterino.
  • Prueba de Papanicolaou: Consiste en hacer un raspado del cuello uterino con la finalidad de recoger células de la superficie utilizando un cepillo o una paleta de madera. Las células se examinan bajo un microscopio para determinar si son anormales.
  • Prueba del Papiloma Virus Humano (PVH): Es una examen de laboratorio que analiza el ADN (material genético) para determinar si hay ciertos tipos de infección por el VPH. Se recogen células del cuello uterino y se revisan para ver si la causa de una infección es un tipo de virus del papiloma humano que se relaciona con el cáncer de cuello uterino. Esta prueba se puede hacer si los resultados de un frotis de PAP muestran ciertas células anormales en el cuello uterino. Esta prueba también se llama prueba de ADN para el VPH.
  • Legrado endocervical: Este procedimiento consiste en recoger células o tejidos del canal del cuello uterino mediante una cureta (instrumento en forma de cuchara con un borde cortante). Se pueden extraer muestras de tejido y observarlas bajo un microscopio para determinar si hay signos de cáncer. Algunas veces, este procedimiento se lleva a cabo al mismo tiempo que la colposcopia.
  • Colposcopia: Procedimiento mediante el cual se usa un colposcopio (un instrumento con aumento y luz) para determinar si hay áreas anormales en la vagina o el cuello uterino. Se pueden extraer muestras de tejido con una cureta para observarlas bajo un microscopio y determinar si hay signos de enfermedad.
  • Biopsia: Si se encuentran células anormales en una prueba de PAP, el médico puede realizar una biopsia. Se toma una muestra de tejido del cuello uterino para que elpatólogo la observe bajo un microscopio y determine si hay signos de cáncer. Una biopsia en la que solo se extrae una pequeña cantidad de tejido se realiza generalmente en el consultorio del médico. Puede ser necesario que la paciente vaya a un hospital para que se le practique una biopsia de cono cervical (extracción de una muestra más grande de tejido cervical, en forma de cono).

El pronóstico (posibilidades de recuperación) y selección de tratamiento dependen de la etapa en que se encuentra el cáncer (si está sólo en el cuello uterino o si se ha diseminado a otros lugares) y el estado de salud en general.

Etapas del cáncer Cérvicouterino:

Las siguientes etapas se usan en la clasificación del cáncer cervicouterino:

  • Estadio 0 o carcinoma in situ: El carcinoma in situ es un cáncer muy temprano. Las células anormales se encuentran sólo en la primera capa de células que recubren el cuello uterino, y no invaden los tejidos más profundos del cuello uterino.
  • Estadio I: El cáncer afecta el cuello uterino, pero no se ha diseminado a los alrededores.

I-a: una cantidad muy pequeña de cáncer, sólo visible por microscopio, se encuentra ya en el tejido más profundo del cuello uterino.

I-b: una cantidad mayor de cáncer se encuentra en dicho tejido.

  • Estadio II: El cáncer se ha diseminado a áreas cercanas, pero aún se encuentra en el área pélvica.

II-a: el cáncer se ha diseminado fuera del cuello uterino a los dos tercios superiores de la vagina.

II-b: el cáncer se ha diseminado al tejido alrededor del cuello uterino.

  • Estadio III: El cáncer se ha diseminado a toda el área pélvica. Puede haberse diseminado a la parte inferior de la vagina, o infiltrar los uréteres (los tubos que conectan los riñones a la vejiga).
  • Estadio IV: El cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

IV-a: Diseminación a la vejiga o al recto (órganos cerca del cuello uterino)
IV-b: Diseminación a órganos distales como los pulmones.

  • Recurrente: Enfermedad recurrente (recidiva) significa que el cáncer ha vuelto después de haber sido tratado. Puede ocurrir en el propio cérvix o aparecer en otra localización.

Tratamiento:

Existen tratamientos para todas las pacientes con cáncer cervicouterino. Se emplean tres clases de tratamiento:

  • Cirugía (extracción del cáncer en una operación)
  • Radioterapia (radiaciones de alta energía para eliminar las células cancerosas).
  • Quimioterapia (medicamentos o “venenos” para eliminar las células cancerosas).