La glucosa es la principal fuente de energía del organismo. Los niveles de glucosa en sangre aumentan después de haber ingerido alimentos y desencadenan la producción de una hormona denominada “insulina” en el páncreas, la cual se libera en el torrente sanguíneo; ésta actúa como una llave que abre las puertas de las células y permite la entrada de la glucosa. Sin insulina, la glucosa no puede penetrar en las células y permanece en el flujo sanguíneo. Como consecuencia, los niveles de azúcar en sangre son mayores de lo normal.

Un alto nivel de azúcar en sangre es un motivo de preocupación ya que, de no tratarse, puede causar problemas de salud tanto a corto plazo (sed insaciable, necesidad frecuente de orinar y cansancio) como a largo plazo (daña órganos vitales como: riñones, ojos y nervios). Un nivel de azúcar en sangre muy bajo es también preocupante ya que suele causar síntomas como transpiración, temblores y mareos.

La diabetes es la causa más común del aumento anormal del azúcar en la sangre. La gente que sufre de diabetes no puede generar o responder a la insulina correctamente. Esto significa que deben controlar muy de cerca los niveles de glucosa y seguir el plan que le indica el médico para controlar su enfermedad, el cual incluye dieta, medicamentos y ejercicio físico para mantener el azúcar en sangre dentro de un nivel normal.

Por qué se realiza

El análisis de glucosa en sangre se solicita para medir la cantidad de azúcar presente en ella. Se puede llevar a cabo como parte de un examen físico de rutina, para detectar la diabetes tipo 1 y tipo 2, identificar la existencia de diabetes gestacional durante el embarazo.

Tipos de Diabetes

Existen diferentes tipos de diabetes:

  • Diabetes tipo 1: La mayoría de los casos se diagnostican durante la niñez o la adolescencia. El tratamiento consiste siempre en la inyección de insulina.
  • Diabetes tipo 2: Por lo general se diagnostica durante la edad adulta. En algunos casos se trata simplemente con dieta. Pueden necesitarse también hipoglucemiantes orales o insulina.
  • Diabetes gestacional: Es un tipo de diabetes que ocurre durante el embarazo. Por lo general desaparece después del parto.

Exámenes de Laboratorio

  • Glucosa basal en sangre: Determina el nivel de glucosa que circula por la sangre, mediante una muestra de sangre tomada en ayunas.
  • Glucosa Post-Pandrial:Consta en tomar una muestra de sangre después de 2 horas de haber ingerido una comida rica en carbohidratos, con el fin de determinar los niveles de glucosa elevados.
  • Tolerancia a la glucosa: Es un examen que mide la capacidad del cuerpo para metabolizar la glucosa, cuyo objetivo es diagnosticar o excluir la diabetes; cuadros metabólicos relacionados, como la resistencia a la insulina.

Este consiste en la toma de una muestra de sangre en ayunas (para establecer un patrón de comparación), luego debe ingerir una solución glucosada (75g. de glucosa). Finalmente se tomarán muestras de sangre en intervalos de 30 minutos, una, dos y tres horas.

  • Hemoglobina GlicosiladaA1c (HbA1c): Es un indicador que proporciona un panorama promedio de los últimos 2 o 3 meses de su control de glucosa en la sangre. El resultado del examen es importante porque es la única manera de conocer si el paciente diabético lleva un control metabólico adecuado. Por lo tanto esta prueba permite al médico valorar el éxito del tratamiento, así como comparar y comprobar las ventajas o desventajas de tratamientos pasados contra los nuevos, y proporciona información valiosa para adecuar el tratamiento a cada paciente.